"Espinosa de Cerrato (Palencia)"

21 octubre 2008

LA RATA DE AGUA

Roedor de mediano tamaño particularmente adaptado a la vida en medios acuáticos, de donde toma su nombre de rata de agua, de modo que encuentra su óptimo en las proximidades de ríos, arroyos, lagos, pantanos y acequia de riego, aunque también puede vivir en junqueras, praderas y barrancos de curso intermitente, siempre que cuenten con humedad edáfica y vegetación no leñosa con la que completar su dieta.

La rata de agua puede encontrarse desde el nivel del mar, en las zonas de albuferas, deltas y desembocaduras de ríos, hasta los 2.300 metros en que ha sido citada en Sierra Nevada (Granada), ocupando gran parte del territorio peninsular y sur de Francia. Su presencia insular se limita a algunas islas atlánticas de la costa francesa. Está activa todo el año, tanto de noche como de día, aun cuando prefiere las primeras horas de la mañana y hasta media tarde.

El pelaje de la rata de agua es corto y denso, adaptado para el agua y el buceo, lo que se da muy bien a la especie, que puede llegar a comer bajo el agua. El pelo es muy escaso en los pies y cola, aun cuando tiene cubiertas de pelo las plantas de las patas posteriores. El color de la capa o piel es variable y va desde el pardo al negro, pasando por el color marrón, con tonalidades rojizas en el dorso, siendo el vientre de característico color gris sucio.

La rata de agua que vive en medios subterráneos, para lo que excava galerías -bien en el mismo subsuelo o entre las raíces y oquedades terrosas naturales- en terrenos adecuados para ellos. Las galerías subterráneas en las que vive la rata de agua suelen ser superficiales, no muy profundas, de forma ovalada y vertical (las del topo son ovaladas y horizontales), que comunican con un nido de cría, en el que deposita su descendencia en un nido acondicionado con hierba seca. En zonas pantanosas o muy húmedas suele acondicionar el nido en alto, normalmente sobre juncos, para aislar a los recién nacidos del agua y evitar que mueran ahogados en alguna inundación.

Cuando está próxima la madriguera a un curso de agua, suele contar, además, con alguna boca que emerge bajo el agua y comunica directamente la madriguera con el agua, sin necesidad de salir a la superficie terrestre. En el interior del nido suele acopiar la rata de agua alimentos para la época de escasez (particularmente invierno). Se ha dicho que puede acumular en su nido hasta 10 Kgs. de alimentos en reserva.

0 comentarios :

ecoestadistica.com