"Espinosa de Cerrato (Palencia)"

11 septiembre 2010

CANGREJOS EN EL RÍO FRANCO. ESPINOSA DE CERRATO

Como por todos es sabido, nuestro río Franco, fue en su día muy rico en cangrejos. Durante años, los vecinos de Espinosa disfrutaron de cangrejos autóctonos (Austropotamobius pallipes) de gran calidad, los cuales, hoy en día han desaparecido totalmente dejando paso a otras dos variedades de cangrejos conocidas como: cangrejo de señal y cangrejo americano.
Se ha hablado mucho sobre las causas de la desaparición de los cangrejos autóctonos de nuestro río. Cabe destacar dos principales causas:

-. Pesca masiva de cangrejos por su interés culinario no dejando casi tiempo a la repoblación y a esto se une al aumento de la contaminación de las aguas del rio por el aumento del uso de insecticidas, fertilizantes, detergentes...

-. Promover las repoblaciones con otros cangrejos que pretendían ser sustitutorios del nuestro. Entre estos cangrejos se encuentra el cangrejo americano (Procambarus clarkii), la cual es una especie con gran capacidad invasora y se convierte en un peligro para los diferentes ecosistemas en los que habitan, afectando a las poblaciones de los cangrejos de río autóctonos, desplazándolos o bien transmitiéndoles enfermedades como el hongo aphanomyces astacii (afanomicosis). O la del también procedente de Norte America: pacifastacus leniusculus, canocido como cangrejo de señal.

Por lo tanto, las principales amenazas para la supervivencia del cangrejo autóctono son la sobre-explotación, la pesca furtiva, el deterioro y la pérdida de su hábitat y la peste del cangrejo.

Lo cierto es que durante años, el río Franco no ha presentado casi cangrejos, y es en estos años cuando se comienza a ver cierta cantidad de cangrejos de señal. Eso si... ni rastro de nuestro cangrejo autóctono.

- ESPINOSA DE CERRATO NO ES COTO DE PESCA DE CANGREJOS, CON LO QUE ESTA PROHIBIDA LA CAPTURA DE CUALQUIERA DE SUS ESPECIES.-

Cangrejo Autóctono (Austropotamobius pallipes):

Nombre científico:
Austrapotamobius pallipes
Nombre común: cangrejo autóctono
Origen: Europa occidental
Identificación: Cara ventral de pinzas blanca, pinzas rugosas, espículas características.
Coloración: variable: marrón, negra

Las diferencias mas notorias de esta especie con respecto al cangrejo de señal y al americano son:
En el cangrejo autóctono las pinzas son blancas, o al menos blanquecinas, en su cara ventral (por abajo), mientras que tanto el cangrejo señal como el rojo presentan tonalidades rojizas.
Además, el cangrejo autóctono tiene rugosa la parte dorsal de las pinzas (ni prácticamente lisa como el cangrejo señal, ni llena de espinas puntiagudas como el cangrejo americano).
Hay otras características anatómicas que sirven para distinguir las especies de cangrejos, como pueden ser las “espículas” o pequeñas espinas que presenta el cangrejo autóctono en una parte muy concreta de la cabeza, la “mancha” o “señal” de los cangrejos señal, o el espolón de las pinzas del cangrejo americano.

Las características esenciales de su hábitat son ríos y arroyos de corriente suave, de agua clara y fría (16-20°C máxima), rica en carbonato de calcio y de potasio.


Cangrejo de Señal (Pacifastacus leniusculus):


Nombre científico:
Pacifastacus leniusculus
Nombre común: Cangrejo señal, cangrejo del Pacífico, cangrejo de California.
Identificación:
  1. “Mancha” blanquecina en las pinzas, por lo que es denominado cangrejo “señal”.
  2. Las pinzas son grandes, fuertes y poderosas. Su cara dorsal es lisa y la ventral rojiza.
  3. Con dos suturas longitudinales algo separadas del caparazón.
Coloración: Normalmente marrón, aunque puede adquirir tonalidades más oscuras. La cara ventral de sus pinzas es siempre roja.

Cangrejo Americano (Procambarus clarkii):


Nombre común: cangrejo rojo
Nombre Cientíco: Procambarus clarkii:
Origen: E.E.U.U.(Louisiana)
Identificación:
  1. Cara ventral de pinzas roja,
  2. pinzas muy espinosas,
  3. suturas del caparazón unidas
  4. Pesos de más de 50 g, y tamaños de 12 cm de longitud.
Coloración: rojo principalmente.



La Afanomicosis o Peste del Cangrejo Autóctono
:

La afanomicosis o peste del cangrejo es una enfermedad endémica de Norteamérica, provocada por el hongo oomycete Aphanomyces astaci, y estuvo a punto de acabar con nuestras poblaciones de cangrejo autóctono hace un cuarto de siglo. El micelio de este hongo se desarrolla sobre el tejido muscular de los cangrejos, produciendo esporas y liberando toxinas que afectan al sistema nervioso de estos crustáceos.

Los cangrejos americanos (rojo y señal) actúan como vectores de la peste, debido a que en ellos el hongo se encuentra de forma crónica ya que han evolucionado durante miles de años en contacto con él, llegando a adquirir una cierta inmunidad frente a él por Selección Natural (los ejemplares que mostraban mayor resistencia congénita frente al hongo tenían más probabilidades de sobrevivir y, por tanto, de dejar descendencia, con lo que el carácter resistente a la enfermedad se fue haciendo común en la especie) y solo provoca su muerte si se dan situaciones de estrés.

Los cangrejos autóctonos, al no poseer mecanismos de resistencia (melanización de los tejidos infectados), siempre fallecen después del contagio. Se sabe que A. astaci es un hongo obligado, cuya supervivencia depende de la producción de zoosporas asexuales (poco resistentes) y de la presencia de cangrejos de río. No es cierta, la creencia de que, una vez infectadas las aguas, el hongo perdura durante mucho tiempo, ya que se ha comprobado que sus esporas no son viables mas allá de unos cuantos días. Los tramos de río que han sido afectados por la epizootia, tras la muerte de todos los cangrejos, quedan libres de peste y pueden ser repoblados con nuevos individuos.

0 comentarios :

ecoestadistica.com