"Espinosa de Cerrato (Palencia)"

18 abril 2008

NOMBRES -O,P-

Estos son casi todos los nombres que ha habido y hay en Espinosa de Cerrato. Faltará alguno, seguro y lo que sigue puede ser el significado de los mismos. (El significado de los nombres que aún no lo tienen se irá añadiendo a medida que se vaya poniendo. Si nos hemos dejado algún nombre, hacédnoslo llegar)

TODOS LOS DATOS QUE FIGURAN EN CADA NOMBRE HAN SIDO SACADOS EN SU MAYORÍA DE EL ALMANAQUE, CUYA DIRECCIÓN ELECTRÓNICA ES
http://www.elalmanaque.com/index.htm , PAGINA QUE OS ACONSEJO VISITÉIS PORQUE TIENE COSAS MUY CURIOSAS, Y OTROS DE http://www.terra.es/personal/angerod/opciones.htm

Olegario: Deriva del germánicio Hewlig, saludable (como Olga) y gair, lanza. O también se ha buscado derivarlo de Ald-gard, pueblo ilustre. Teobardo es un nombre germánico que tiene el mismo significado. El nombre de Olag se considera una variante de Olegario.

Olga: Nombre de origen germánico, basado en la raíz hail, que significa alto, divino y por extensión se le asignan también otros atributos de la divinidad como invulnerable, inmortal... Olga es el resultado de la eslavización de Helga, nombre escandinavo que se relaciona con el de Elena, del que muchos consideran como una variación, porque ese fue el nombre que adoptó la princesa rusa santa Olga al convertirse al cristianismo. Al salirnos de los estrechos límites de los nombres tradicionales, una de las líneas por las que se abrió nuestro caudal onomástico fue por las formas a menudo más sonoras o al menos más nuevas que otras lenguas dan a los mismos nombres, en este caso escandinavas y eslavas.

Orencio: Latín: "oriental, que viene del este". Onom: 1 mayo (mártir) 24 junio (soldado mártir) y 26 septiembre (obispo).

Orosia: Ver Eurosia. Griego: "elocuente, de fácil palabra". También equivale al nombre Orosia. Virgen y mártir en el 714 nacida en Bayona (Francia) que fue torturada en Jaca (España). Onom: 25 junio. Patrona de la diócesis de Jaca.

Oscar: Hay que dar un rodeo hara llegar a este nombre. Es originario de los pueblos germánicos, formado por la raíz Ans, que es el nombre de una divinidad, y gari, que significa flecha. Su forma primitiva fue Ansgar, de la que se formó la versión latina Ansgarius, escrita también Anskarius, que quedaron recluidas en los libros como formas cultas, mientras la forma popular de este nombre quedó fijada como "Óscar". Dos grandes reyes de Suecia y Noruega llenaron con su prestigio el siglo XIX, lo que contribuyó a popularizar este nombre en toda Europa y América.

Ovidio: Latín: "oveja". Onom: 23 agosto

Pablo: Saulo (forma grecolatina del nombre hebreo Saúl = el deseado) era un hombre soberbio, convencido de que siempre tenía razón. Era por tanto intransigente y severo; pero cayó del caballo y a partir de entonces fue otro hombre. A raíz de su encuentro con el procónsul Sergio Paulo, a quien convirtió y bautizó, cambió de nombre. Pasó a llamarse Paulus, que significa "Pequeño". Sin perder la firmeza que le caracterizaba, empezó a ser realmente grande a partir del momento en que aceptó humildemente que sus grandezas eran humo. Porque san Pablo fue realmente un gran hombre, pero no lo fue desde su soberbia, sino desde la aceptación de su pequeñez. Fue tan grande el resplandor de este nombre, que llegó a ocupar un lugar muy avanzado en la lista de los nombres más apreciados de todos los tiempos. Prueba de ello son los más de 40 santos que con este nombre nos recuerda el santoral y los grandes Pablos que se han hecho un lugar en la historia, como Pablo Picasso y Pablo I, emperador de Rusia.

Paciano: Latín. Derivado del latín “Pacianus” significa "Hombre de paz".

Paloma: Los romanos tenían un nombre para la paloma común, a la que llamaban columba, y otro distinto para la paloma torcaz, a la que llamaban palumba. Está claro que del primero hemos derivado colomo y coloma, que existieron necesariamente en nuestra lengua; de lo contrario no los tendríamos como apellidos, ni tendríamos tampoco a Cristóbal Colón (que si nació español fue Colomo). Otra cosa son los cultismos que recientemente se han desarrollado a partir del latín (columbario, colombófilo...). De la forma palumba derivó "paloma", que acabó ocupando el espacio semántico de las dos palabras. La paloma es en nuestra cultura, ya desde el Arca de Noé, símbolo de la paz (con el ramo de olivo) y de la reconciliación, símbolo del Espíritu Santo, símbolo litúrgico de gran alcance. Y por si faltaba algo, la paloma mensajera. Era inevitable que un nombre objetivamente tan bello y además con tanta fuerza simbólica, se convirtiese en nombre de mujer. Ya en el Cantar de los Cantares el amado llama "paloma" a la amada. Vuélvete, paloma... dice en su Cántico san Juan de la Cruz ...La blanca palomica al arca con el ramo se ha tornado.... Así acabó tornándose poesía el nombre de Paloma.

Patricio: Deriva del latín patricius (patricio, noble). En Roma se designaba así a los "hijos de padre"(¿de la patria?). Luego se redujo a designar a la minoría aristocrática y autóctona de una ciudad (patriciado). Desde Constantino el patriciado era la primera dignidad romana, después de la imperial. No respondía ya a ninguna función ni tampoco era hereditaria. Llevaban un vestido que los distinguía y gozaban de algunos privilegios. Es un nombre muy popular en Irlanda y allí donde han llegado los irlandeses con su cultura (en Nueva York tienen su catedral de San Patricio). Tiene la forma femenina patricia y las hipocorísticas Tricia y Pat, muy populares.

Paula: Paula viene del latín paulus, pequeño, que ha dado origen al conocido nombre de Pablo, con sus variantes Paúl, Pol, Paulino (como gentilicio de Paulinus, de la familia de Pablo) y los nombres femeninos de Paula y Paulina.

Paulino: Proviene del latín Paulinus, gentilicio de Paulo, o sea Pablo. Paulo de Tarso, el futuro san Pablo (en hebreo Sha’ul), solicitado, modificó su nombre, tras su conversión al cristianismo en el camino Damasco, en el latino Paulus, pequeño, como una muestra de humildad, más que como una alusión física. La serie de Paulino, Paulina, Pablo, Paulo, Paula, se ha convertido en uno de los nombres de pila más universales.

Paz: Latín "paz". Nombre de advocación mariana: 24 enero (Nuestra Señora de la Paz) y 9 julio (Nuestra Señora Reina de la Paz).

Pedro: Pocos nombres hay tan bien explicados como el de Pedro. Significa piedra, roca, cimiento. "Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia". Con estas palabras le cambió Jesús el nombre a Pedro, que se llamaba Simón. PetroV es el nombre que aparece en el Evangelio. Suena exactamente Pétros, que en latín será Petrus. Este nombre es expresión de la fuerza de la determinación. El nombre de Simón no era suficiente para la gran misión que confiaba Jesús a aquel humilde pescador, y por eso le da un nombre que le dé la fuerza que necesita para llevar a cabo su obra. A partir de ese momento, Simón se convierte en una roca firmísima sobre la que edificar la mayor construcción humana que jamás se ha conocido. Una organización que lleva en pie dos mil años. Ninguna dinastía, ningún Estado, ningún poder puede acreditar tal resistencia. Algo tendrá el agua cuando la bendicen y algo tendrá la roca cuando tanto resiste. Esa fuerza va con el nombre. Ha de ser esto cierto, porque entre casi un centenar de santos de este nombre, hay un puñado de primerísima línea: san Pedro Nolasco, san Pedro Damián, san Pedro Claver, san Pedro de Alcántara, san Pedro Crisólogo, san Pedro Pascual, son algunos de ellos. Otro tanto ocurre en los que han tenido en sus manos el destino de los pueblos. Los grandes Pedros del reino de Aragón (el Justiciero, el Católico, el Ceremonioso), los de Castilla, Francia, Hungría, Brasil, Italia, Moldavia, Montenegro, Portugal, Servia, Rusia (Pedro el Grande). E innumerables los que se han distinguido en sus respectivos ámbitos: las artes, la literatura, la política, el cine... Prueba de la importancia de este nombre y del aprecio en que se le ha tenido en España son los innumerables Pérez (hjo de Pedro es el significado de este apellido) que existen, los hipocorísticos de este nombre: Perico, Perucho... y el hecho de ser el nombre que más aparece en el refranero.

Perpetua: Latín: "permanente". El nombre de Santa Perpetua va ligado con el de otra santa: Santa Felicitas. Estas dos mujeres fueron encarceladas porque eran cristianas y luego asesinadas en el anfiteatro de Cartago en el año 203. La misma Santa Perpetua escribió un diario en la cárcel donde redactó lo siguiente: "Fuimos puestas en prisión y quedé sorprendida, porque no me había encontrado nunca entre tinieblas tan espesas. Amontonadas allá abajo, sentíamos que sofocábamos por el calor, porque los soldados no tenían el menor consideración por nosotras". En la celda, tanto Perpetua como Felicitas estuvieron durante un buen tiempo, ya que Felicitas estaba embarazada y los soldados decidieron que se quedara allí hasta después de dar a luz. El trato fue como puedes imaginar vejatorio al máximo. Las dos santas se conocían a la perfección, ya que Felicitas vivía como esclava en la casa de Perpetua que procedía de una familia romana muy acaudalada. Las dos recibieron el bautismo en la cárcel gracias a su catequista, Saturnino, que también murió mártir en Cartago. Onom: 7 marzo

Pilar: Nombre españolísimo, grande entre los grandes, como son todos los nombres de la Virgen. Nombre sólido, imaginativo, voluntarioso, en el que se hace posible lo imposible. Para Virgen, la del Pilar, por delante de todas en valor y osadía. Nada menos que en vida ("en carne mortal", que dicen los zaragozanos), se apareció la Virgen María en Zaragoza, junto al Ebro. Es sin ningún género de duda la Virgen de más solera no sólo en España, sino en toda la cristiandad. Puestos a ir por delante, que sea por mucho. Esto lleva en sí el nombre de Pilar. Y lo que se hace, muy bien cimentado, que no se lo lleven las aguas. Mucho Pilar, que siendo éste bien firme, la imagen estará segura. El nombre de Pilar, además de evocar toda la historia, la tradición y la devoción que en sí encierra, nos lleva hacia el gran templo a las orillas del Ebro, firme como un macizo montañoso del que destacan como cumbres cúpulas y torres; y dentro de él la capilla Angélica, en que se venera sobre un pilar de mármol la sagrada imagen. Es mucho nombre. Imponente, macizo, resistente. En el nombre de Pilar están conjugadas la firmeza de la roca con la fragilidad de la Virgen que en ella se sostiene. Por eso es un nombre tan valorado en el mundo de habla hispana.

Plácida: Latín: "tranquila, de carácter suave". Onom: 22 octubre (mártir).

Porfirio: Asírio. Significa “Aquel vestido de color púrpura”

Próspero: Latín: "feliz, próspero". Próspero de Aquitania: s.V. Onom: 25 junio

Purificación: Latín. Del latín “Purificatio”, significa “Aquella que purifica como el fuego”. Significado equivalente a Candelaria. Ver Presentación. Variantes: Concepción, Pura y Puri.

0 comentarios :

ecoestadistica.com